Es una terapia milenaria de Medicina Natural, que trabaja con la energía vital para mejorar la capacidad de defensa del organismo y conectar aquellos rincones de la persona que por diversos episodios, se transformaron en lugares de difícil acceso. La energía Reiki llega a estos espacios internos que afectan nuestro cuerpo físico. La Terapia de Reiki trabaja los tres planos del ser humano: cuerpo, mente y energía.

El Terapeuta a través de la imposición de manos canalizara  las energías naturales, para que la persona recobre su equilibrio físico, mental y emocional.

Desde la primera sesión, las personas comienzan a sentirse más aliviadas debido al efecto expansivo de esta terapia de sanación.

 Beneficios

  • Alivia el estrés.
  • Superar la ansiedad y la obesidad
  • Mejorar nuestras relaciones familiares e interpersonales y de Pareja.
  • A corto plazo,  Reiki recarga el sistema inmunológico
  • A largo plazo, Reiki empieza a trabajar en el origen del problema con el fin de eliminarlo de raíz.