Masaje cuya finalidad es aliviar tensiones de nuestro organismo producido por el Estrés, genera una relajación profunda. El masaje calma fatiga, insomnio, dolores musculares, cervicales, lumbares, lesiones y traumatismos. Los aceites esenciales que utilizamos son incorporados a través del olfato y a través de la piel. Estos aceites ayudan armonizando las emociones y la mente.

Recupera la elasticidad (sobre los músculos) y se disipan los signos de tensión.

A nivel del sistema nervioso proporciona una sensación relajante, activa el proceso circulatorio, aumenta el envío de oxígeno a los tejidos, entre otros.